9 de octubre de 2019
“En los noventa y en la hiperinflación no pasó esta baja del consumo, ni siquiera en el 2001"
Tren Urbano dialogó con Osvaldo Bassano, titular de ADDUC (Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores), acerca de la situación actual del consumo en la Argentina, de la falta de controles y de los aumentos que se esperan para después de las elecciones.

“Bueno lo que más se ha visto es una baja muy grande del consumo de productos alimenticios. La gente no está yendo a los hipermercados durante la semana, el costo para acercarse a los centros urbanos donde están los hipermercados es muy alto, entonces el grueso de la población trata de comprar en los negocios de la cercanía y ahí es donde los precios impactan muchísimo. El tema de la leche en los negocios de cercanía está entre los 60 a 70 pesos cuando en los hipermercados están entre los 40 a 50 pesos con leches que siguen estando en la góndolas porque la gente no las compra y hay una baja de consumo muy grande”.

En cuanto a los productos frescos como las verduras y las carnes han aumentado muchísimo y algunos comercios han tratado de mantener los precios para conservar las ventas. Las verduras por cuestiones de estacionalidad han tenido un incremento, pero el problema más serio es el consumo puesto que la gente se ha restringido muchísimo en el consumo y cuando se acerca fin de mes se nota más”.

“Ahora lo que vemos es una gigantesca dispersión de precios, no hay precios de referencia en ningún lado y es porque no existen controles. Eso sumado a una alta concentración monopólica en la producción y comercialización de alimentos, el precio es según la cara del cliente. Siendo bastante desagradable porque no pasa en ninguna parte del mundo, esto es un invento argentino porque en Londres, París, lugares capitalistas, este tema no existe porque el Estado aparece de distintas maneras. Acá no, se deja librado al azar de los monopolios por ejemplo el de los lácteos o harinas y se transforma en una situación bastante contradictoria”.

“En el mes de septiembre las panaderías estaban recibiendo las bolsas de harina a valor dólar y como hubo una gran movilización, el tema se detuvo, pero no es extraño encontrar el kilo de pan a 110 ,120 o 130 pesos”.

“En la época de los noventa y hasta la hiperinflación no pasó esta baja del consumo y ni siquiera en el 2001. El estallido del 2001 llegó a otras situaciones peores pero se pudo rectificarla, esto va hacer muy duro. No nos olvidemos que este gobierno detuvo todos los aumentos que venía haciendo cada dos meses en servicios públicos y que van a volver a implementarse a partir de noviembre, en noviembre y diciembre tendremos aumento de luz, agua, gas, medicina prepaga, que es lo mismo que decir que nos vamos a quedar sin salud por el colapso de la salud pública”.

“En el tema de  los servicios públicos lo que estamos viendo es que cada día se cae una conexión de servicio público, cortan la luz o le sacan el medidor de gas a un consumidor. Diariamente son 10 personas las que sufren esta problemática frente a una pobreza energética superlativa, un país no puede existir sin energía”.



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Solar de Radio - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet