21 de mayo de 2019
Falcone: “Una mujer con 60 años y 30 años de aportes es como un unicornio”
Tren Urbano dialogó con la Dra. Andrea Falcone, abogada previsionalista, sobre la posible no renovación de la moratoria en las jubilaciones por parte del ejecutivo nacional que dejaría un enorme universo de mujeres sin la posibilidad de acceder a una jubilación digna.

La doctora explicó que “La moratoria previsional la usan una cada dos argentinos para poder jubilarse. Si nosotros miramos la primer gran moratoria que fue la 24476, la primera que implementó el gobierno anterior, fue utilizada por la mitad de los argentinos que se jubilaron. No significa que sea una moratoria para regalar jubilaciones porque esa fue la concepción que quedó en la mente de la gente. Las llamadas jubilaciones de amas de casa que tiene la sensación de dadiva o de regalo, el Estado benefactor que regala jubilaciones. Y no es así porque el promedio de los jubilados tenían 11 años de aportes, es decir que si el promedio era 11 había gente que había aportado 15 a 20 años”.

Desde el año 1967 hay moratorias, y Falcone explicó que “Lo que nosotros tenemos que hacer es mirar un poco hacia atrás y es por que nace la necesidad de una moratoria que no nace bajo el gobierno kirchnerista, pues hay moratorias previsionales desde el año 67. Entonces la necesidad surge por la omisión del Estado de perseguir el trabajo en negro. Si tenemos 4 de cada 10 trabajadores bajo un régimen informal la consecuencia es que cuando lleguen a los 65 años no se van a poder jubilar. Y como no hay una política de control y de persecución al empleado evasor la consecuencia es que la respuesta del Estado es una moratoria previsional porque si no nadie se puede jubilar ”.

Añadió que “Fue una medida claramente inclusiva lo cual permitió tener la asistencia de ANSES incluyendo los créditos Argenta que ahora se están utilizando para vivir en el día a día. Pero originalmente nacieron como una posibilidad de obtener un crédito en un organismo oficial a una tasa razonable para reformas en el hogar, para viajes, para cambiar el auto. Lo cierto es que el gobierno actual prefiere descartar el concepto de jubilación por moratoria y reemplazarlo por una pensión no contributiva».

Dos casos para analizar “Ahí tenemos que analizar dos casos el del denominado ama de casa que no tiene aportes y que está bien que ante una situación de vulnerabilidad a los 65 años se les dé una pensión no contributiva de ocho mil pesos. Pero tenemos un gran universo dentro de los futuros jubilados que si bien no tienen los 30 años de aporte si tienen una gran cantidad de años aportados. Entonces si yo a una persona que tiene 65 años y 20 años de aportes como no llega a los 30 lo confino a una pensión no contributiva de 8.000 pesos no estoy respetando el esfuerzo de esa persona con 20 años de aportes y lo equiparo con el que no tiene. La gran pregunta ¿Por qué no tiene los 30 años de aporte? Porque no trabajo o porque trabajó en negro. Y si le damos una jubilación parcial como existe en el primer mundo que con 15 años de aporte se pueden jubilar parcialmente y no lo confino a una pensión no contributiva”.

Se plantea un sistema previsional del primer mundo con una economía de Mozambique: "Primero tenemos que empardar situaciones, para cuando consigamos un modelo de seguridad social que sea autosuficiente y que no tenga déficit como lo tenemos ahora, y cuando la economía y el empleo formal funcione como en el primer mundo. Mientras tanto tenemos que tener un sistema previsional posible".

Mientras exista disparidad de género, existirá diferencia en la edad jubilatoria: “Se ha puesto en discusión si las mujeres debemos jubilarnos antes o no. Es un debate muy interesante. Para mi está bien la diferencia etarea que existe en Argentina y Latinoamérica y en muchos países de Europa, tiene que ver con el reconocimiento a la mujer porque nos cuesta más conseguir trabajo. Y cuando lo conseguimos nos cuesta conseguirlo en blanco y siempre con sueldos más bajos que el hombre. Entonces mientras subsista la disparidad subsiste también la disparidad en la edad para jubilarse. Ahora si no existen las moratorias que nos permitan completar aportes, menos del 8% de las mujeres llegan con los 30 años de aportes a los 60 años de edad. Y pensar que una mujer que llega a los 60 años con 30 años de aportes es como un unicornio . Entonces de facto sin la moratoria la mujer se jubila a los 65 años y lo que hace la pensión no contributiva, esa famosa PUAM, es oficializarlo porque la mujer accede a la no contributiva a los 65 años”, concluyó.



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Solar de Radio - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet