9 de abril de 2019
"Del mismo modo que se apoyó en esta mafia para llegar, hoy se apoya para gobernar”
En diálogo con El Hormiguero Express, el diputado Leopoldo Moreau recordó que “a fines del 2014, cuando recrudeció muy fuerte la pelea con los fondos buitre del gobierno de Cristina Kirchner, se inició una campaña de difamación financiada por ellos.

"Yo vi en Gran Bretaña de puño y letra de Paul Singer instrucciones a una empresa que se llama Cambridge Analytica, que consistía en desgastar al gobierno de cualquier manera. En esa campaña se coaligaron la embajada norteamericana, que venía desde hacía tiempo en América Latina tratando de desgastar a los gobiernos populares; el Grupo Clarín por su resentimiento por la ley de medios y un sector del Poder Judicial”.

“Promovieron esa campaña con la denuncia por dólar futuro, que la Justicia tomó, lo cual es un disparate porque son medidas económicas, que te pueden gustar o no pero no es judiciable. Después armaron la película de la denuncia de Nisman. Después se montaron sobre el suicidio de Nisman para hacer aparecer esto como un asesinato. Fue la época, en 2015, que el periodista Santoro denunció y llevó a tapa de Clarín que Máximo Kirchner y Nilda Garre tenían 45 millones de dólares escondidos en un banco de Delaware, que a los 2 ó 3 días fue desmentido. El famoso ‘fraude’ en Tucumán, que un mes antes de la elección general lo tuvieron en tapa durante varios días”, agregó.


En ese contexto, el diputado nacional aseguró que “esa campaña de desprestigio sobre el gobierno de Cristina Kirchner les dio resultados y lograron instalar el gobierno que ellos querían. Una vez instalado en el gobierno, Macri decidió instalar ese método en una política de Estado. Entonces la AFI empezó a hacer operaciones para desprestigiar a los funcionarios del gobierno anterior. Inventaron la causa por lavado de dinero a partir del testimonio de un señor Fariña, quisieron apartar al juez Casanello de esa causa diciendo que tomaba el té con Cristina en Olivos todos los días, pusieron un testigo trucho y les salió mal porque ahora está procesado por falso testimonio, pero quedaron marcados los dedos, fue muy evidente que lo habían iniciado de ahí. Lo hizo el fiscal Miragaya, que fue el primero que llevaron para estas operaciones sucias a la AFI. Después también dijeron durante varias semanas que los hijos de Báez se iban a quebrar y que iban a involucrar a Cristina, llevaron adelante una presión muy fuerte para que se transformaran en arrepentidos. Nada de eso pasó, terminó en un papelón”.


“Entonces decidieron sacar a este señor Miragaya de ahí y tercerizar esta tarea para que no quedaran pegados los dedos. Le encargaron a un comisario que hasta ese momento trabajaba con ellos, Bogoliuk, a quien le habían ordenado abrir bases de la AFI en todo el Gran Buenos Aires para vigilar a los intendentes peronistas, que reclutara a un equipo de trabajo. Reclutó a otro comisario, Degastaldi, a D’Alessio, a este señor Barreiro que está ahora declarando como arrepentido en Dolores, y empezaron otra vez con el mismo tema”, añadió.


“Entonces –continuó- inventaron la causa del gas licuado, esto, lo otro, infinidad de cosas. A su vez Patricia Bullrich decía que traía arrepentidos que iban a hablar en contra de Aníbal Fernández como Pérez Corradi y habló en contra de Sanz, les salió el tiro por la culata. Trajeron a tipos casco, todo el show. Sobre eso hizo política durante estos 3 años el gobierno de Macri. Eso significó montar toda una estructura, de la que participa la AFI, el ministerio de Seguridad, el ministerio de Justicia que es el que pacta con los arrepentidos las mejores condiciones, la Unidad de Información Financiera de la AFIP… todo ese entramado reporta a lo que se llama ‘la mesa judicial del presidente’. La primera vez que un presidente en democracia tiene una mesa judicial, donde está el señor Garavano, Mahíques, Pepín Simón, Daniel Angelici, etc, que son los que planifican esto, ponen los blancos, emiten las órdenes de cómo hay que hacer las cosas en tal área o en tal otra, son los que promueven que tal juez que no es adicto a esta política lo remuevan, son los que les dan manija a los jueves que sí son adictos. O sea, en definitiva, la responsabilidad de todo este aparato la tiene el presidente de la Nación. Por eso no hay que pensar más en D’Alessio, en Stornelli, a esta altura son meras piezas de un engranaje mucho más complejo en el que se apoya el gobierno para gobernar. Del mismo modo que se apoyó en esta mafia para llegar, hoy se apoya para gobernar”.l



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Solar de Radio - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet