13 de septiembre de 2018
Editorial: ¿Que hay después de un presupuesto "equilibrado"?
El gobierno nacional reclama una oposición "responsable" que apruebe un presupuesto con 500.000 millones de ajuste. La situación económica y los condicionantes. La oposición oficialista y quienes aspiran a manejar los destinos del país. El hambre y el ajuste como telón de fondo.

El gobierno le pide a la oposición que le apruebe un presupuesto con "déficit cero". ¿O sea que gastemos lo mismo que recaudemos? No. Lo que el gobierno busca aprobar es un presupuesto que le de garantías al FMI y a los demás acreedores de que se van a poder cobrar los dólares que nos prestaron.
¿Para qué usamos los argentinos los créditos que tomó el gobierno y que hoy representan el 82% del PBI? Para garantizar que un puñado se lleven 50.000 millones de dólares legalmente al exterior (dato del Banco Central).
Y como los fondos especulativos y bancos (con perdón de la redundancia) ya no confían en el gobierno de Macri, Cambiemos buscó el respaldo del FMI para garantizar confianza. Lo cual es lógico, el FMI siempre les garantizó a los buitres recuperar lo timbeado en cualquier territorio.
¿Nos garantizamos cien años de crecimiento si ratificados el rumbo y nos cagarnos de hambre por unos cuantos años? No. Le garabtizamos a los prestamostas que se llevan sus dólares. O al menos parte de ellos. Por el resto se van a quedar con lo poco que quede en pie.
El ajuste va a terminar ajustando la capacidad de pago. Siempre fue así. Basta leer un poco de historia económica. Argentina o de cualquier país que se sometió o se somete a este modelo.
El modelo agroexportador no alcanza. Ya lo discutimos mil veces a lo largo de la historia. No alcanzaba cuando éramos poquitos. Menos alcanza ahora, que somos muchos y la tecnología reemplaza al trabajo del hombre.
El verso del campo y las pymes exportadoras (nuevo cliché para referir al mismo modelito agrogarca de siempre) no contiene a un país. Mientras no se recupere el consumo no hay país. No hay país en el mundo con 40 millones o más de personas que funcione sin un mercado interno fuerte. NO EXISTE. 
La situación de nuestro país, el diagnóstico de nuestro país incluye 
* Un Banco Central manejado por el representante de los Fondos Buitres 
* Un ministerio de economía tercerizado al FMI con la batuta en manos de Trump 
* Un juzgado apalabrado por la embajada de EEUU que tiene a tiro de chirlo a la principal fuerza opositora y a una treintena de las empresas más grandes y poderosas del país (léase círculo rojo) entre las que está la del propio Macri
* Una Corte.Suprema de Justicia que acaba de quedar en manos del Círculo Rojo (que busca que los cuadernos no terminen poniendo en manos del Círculo Rojo de EEUU el poder económico que con tanto esfuerzo han construido a lo.largo de los años)
* Un sindicalismo a la defensiva, con más flancos abiertos que las empresas que figuran en los cuadernos.
* Un brutal ajuste de ingresos de las clases medias y bajas
* Una inflación galopante que comparte escenario con una recesión económica (fenómeno tan dañino que tiene su propio nombre: estanflación)
* Un endeudamiento impagable construido en apenas dos.años y medio
* Ola de despidos que comienza a cobrar volumen alarmante

Y el gobierno quiere que le aprueben un presupuesto que tendrá un ajuste de $ 500.000.000.000 (QUINIENTOS MIL MILLONES DE PESOS) y que, además, incluye traspasar fondos de cultura, educación, salud, ciemcia, tecnología, infancia y niñez a SEGURIDAD. 

Que doña Rosa se nos pierda en el bosque de los bolsos, los containers, lo feo que es Baradel y lo mal educada que es Hebe, ponele. Pero que los dirigentes políticos se presten a esto a cambio de no pasar a formar parte del bosque de los malos, se explica bajo una sóla lógica: SABEN QUE NO DISPUTAN PODER. SABEN QUE NUNCA VAN A PODER SER GOBIERNO.

Las fuerzas políticas que aspiren a disputar la conducción de los destinos del país tienen un sólo lugar para posicionarse. Y ese lugar es el de EVITARLE EL SUFRIMIENTO DE HOY Y LA CALAMIDAD DE MAÑANA AL PUEBLO. 

Y ese lugar tiene un voto en el Congreso. NO AL AJUSTE, NO A LAS POLÍTICAS DEL FMI, NO A UN MODELO INVIABLE. 

No hay oposición razonable que pueda avalar el presente y el futuro que propone Cambiemos. No es razonable dejar a 10 millones de personas afuera del.sistema. No es razonable condenar al cierre masivo de Pymes, comercios e industrias que contienen laburantes y le venden a laburantes. No es razonable. Es acomodaticio.  Es mezquino. Es inmoral. 

Editorial de Juan Manuel Berlanga en "El Hormiguero"



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Solar de Radio - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet